seguimosvivas@hotmail.com

seguimosvivas@hotmail.com
Hasta dentro de lo seco y espinoso nacen flores

miércoles, 27 de enero de 2010

MENOPAUSICAS AL PODER

Según los datos de población española que ofrece el INEM en España hay alrededor de once millones de mujeres mayores de 44 años, o lo que es lo mismo el 20,27 por ciento de la población total. Somos el mayor sector de población. ¿Se traduce esto en la atención que nos prestan los medios de comunicación, los políticos, las organizaciones sociales, laborales,etc? No.

Los únicos que nos prestan atención son las compañías farmacéuticas, las de cosmética y las productoras de telenovelas. Los primeros porque encuentran en nuestro sector un campo abonado para la siembra superproductiva de sus medicamentos contra los padecimientos propios de la menopáusia Los segundos porque se dedican a ofrecernos cremas y demás potingues caros para hacernos creer que nos quitaran en unos días las señales que deja el paso del tiempo en nuestra piel. Los tercero porque nos suponen ociosas de mente y cuerpo sentadas en el sofá viendo la tele.

He estado semanas observando diferentes canales de televisión y radio: No existimos, excepto algún que otro ratillo para tratar lo de siempre: bochornos,osteoporosis, escapes de orina, falta de líbido, depresión, problemas de nido vacío...etc. Como si nuestra vida se redujera a estar todo el día llorando por los rincones o en las consultas médicas. Hasta hay un dia dedicado al cáncer de mama (de mujeres) a nadie se le ha ocurrido poner uno del cáncer de prostata...Claro a nosotras es mas fácil convencernos, total unas mamografías, que por el miedo no vas a esperar a que te den número en la Seguridad social, y buscas de donde sea para ir al médico y centro de pago. A los hombres es mas difícil convencerlos de que vayan a hacerse la prueba esa que tienen que meterle el dedo por el culo. Por supuesto que hay que cuidarse y prevenir todo lo que se pueda pero de todo el cuerpo en general y del alma...Cuando me operaron de calcificaciones del pecho, acojonadita viva le dije al médico que mejor me cortaran el pecho, por si acaso...sabiamente me dijo que entonces "por si acaso" me tendría que extirpar todos los órganos y tejidos del cuerpo que tenían la misma probabilidad de desarrollar la enfermedad maldita. Por suerte hoy en día, va siendo cada vez menos maldita.

A lo que íbamos, Que debemos exigir que se nos de el protagonismo que merecemos a todos los niveles. Que democracia es esta que no tiene encuenta a la mayoría?

Existimos por suerte para nosotras y para la sociedad en general, pues además de padecer algún que otro síntoma (como todo el mundo incluído los hombres y las mujeres jóvenes), poseemos sabiduría y experiencia. Somos el sostén vital de todos los otros sectores de edad: ¿qué sería de los nietos y de los padres de nuestros nietos sin sus abuelas?, ¿podéis imaginaros una huelga de las mujeres de mas de 50 años que sienten que no se les da la mínima atención? ¿qué harían los políticos si nos pusieramos todas de acuerdo para no votarles? y las cadenas de televisión si le hacemos el boicot a alguna? Si no compraramos ninguna revista...si decidimos cocinar sin algunos productos...si nos damos cuenta "que no estamos enfermas" que cuando enfermemos como todo el mundo, pues buscaremos la ayuda pertinente, si no tuvieramos miedo a la soledad porque nos tenemos a nosotras mismas, si nos diéramos cuenta que la pérdida de la belleza juvenil la compensamos con creces con la belleza de la madurez y de la sabiduría...
En los trabajos prefieren jóvenes...los mismos que tienen madres o esposas en menopausia a las que van con sus problemas para que les consuelen, les aconsejen...y les aguanten.
Ninguna mujer mayor de 50 años presentando telediarios. ¿Qué pasó con Rosa María Mateo?
Reconocimiento desde aquí a Maria Teresa Campos, Mercedes Milá y Ana Rosa Quintana por mantenerse como conductoras de programas Prime time. Solo ellas tres entre decenas...
Las colaboradoras habituales de otros que pasan esta edad hacen lo que pueden pero solo les dejan ejercer de marujas criticonas histéricas o cínicas bajo la dirección de gente bastante menos preparados que muchas de ellas.
¿Cuantas ministras de esta edad? dos. ¿portavoces de partidos políticos en el parlamento? Una, Rosa Díez porque ella es su única opción. En cuanto van pasando de la cuarentena, a la fila de atrás...en todos los partidos políticos. Seguro que las jovenes y atractivas odian tener que acudir a ellas bastante a menudo para que las guíen...Es que la experiencia es la madre de las ciencias, un valor añadido que pocos saben valorar si no es para mantenerla escondida para cuando la necesitan en beneficio propio...Incluso en la administración pública, donde no se nos pueden quitar de encima, nos arrinconan. En la empresa privada las que sobreviven, o son dueñas o no tienen mas remedio que conservarlas porque saben mas de la cuenta delfuncionamiento de la empresa y de sus jefes...
Antes porque nos podíamos quedar embarazadas o teníamos que atender a los hijos pequeños. Ahora porque ya no valemos para florero...

Hay excepciones, desde aquí mi homenaje a ellas y a los que han tenido la valentía, la sabiduría o la necesidad de conservarlas.

¿Sabéis lo que nos pasa? que ahora que no podemos ser madres, actuamos de madre con todo el mundo. Comprendemos, ayudamos, perdonamos, nos resignamos como si fueran hijos nuestros los que nos dan el empujón revestido de buenas palabritas...es que hay que dejar paso a la juventud...y ¡un carajo! Así va la sociedad. Valorando el aspecto físico sobre la experiencia solo se puede llegar a una crisis tras otra: Economica, educativa y de toda índole.

Otro gallo nos cantaría si nos fueramos al punto medio donde se conjugue la sólida base de la experiencia con la fueza y los nuevos conocimientos de la juventud.

Tenemos mucho para dar y tambien para quitar...Si llegaramos todas a ser consciente de esto, si nos decidieramos a exigir el respeto y la consideración que se nos debe, empezando por nosotras mismas, la sociedad daría tal cambio que muchos de los problemas que hoy la aquejan mejorarían significativamente.
A los que se están aprovechando de la debilidad en la que hemos dejado que nos instalen le iría muy mal...aunque les hemos dejado mucho poder, son pocos y cobardes. Si fuéramos valientes y los pusiéramos a prueba quedarían en evidencia...mas de uno echaría mano de la Salvacolina.

Deberíamos dejar de ser esa joyita antigua que se guarda en un cajón.

Recordad, alrededor de once millones.

Juntan podemos. Cuando queramos

3 comentarios:

Carlos dijo...

Tienes todo mi apoyo y, por supuesto, ¡toda la razón, "si nos pusiéramos de jarras", pero me temo que falta unidad porque todavía somos pocas las que no nos hemos resignado.

Adela

Carlos dijo...

ah, y no sé cómo lo he hecho, pero no soy carlos.

Mari dijo...

Estimada Carmina:
Soy Mari, de México, y acabo de abrir un blog parecido que se llama: "Diario de una menopausia", en el que quisiera que comentáramos lo que vivimos. Espero que te guste... y ¡qué bueno que ya regresaste!